Chapas y pins personalizados, el regalo perfecto para tu campaña publicitaria

Publicado por el 15 de mayo de 2017
Pins personalizados WordPress

Sara Castellano / Pixabay

¿Cómo los pins personalizados pueden ayudarte a ganar notoriedad de marca?

A la hora de tener una empresa una de las cuestiones que hay que tener más presente es la del branding. Este anglicismo hace referencia al trabajo que se requiere para llevar a cabo el proceso de construcción de marca de tal manera que cuando el usuario la vea sea capaz de asociarla, de manera positiva, directamente con el bien o servicio que se oferta. Incluso en el caso de que se tenga una muy buena idea y se realicen importantes campañas publicitarias, sino se cuenta con una buena imagen de la marca, de poco habrá servido todo eso. Siendo así no es de extrañar que la mayoría de las empresas destinen una importante parte de su presupuesto a esta cuestión y que cuenten con lo que se llama marketing corporativo. Es decir, objetos que llevan asociados la marca en sí como es el caso de los pins personalizados.

Lo importante a la hora de escoger este objeto como medio de promoción, es que los fabricantes de pins son capaces de hacer pins personalizados tal y como se lo indica el cliente. Así, si se tiene en mente plasmar una frase, un logo, un dibujo o una imagen… Todo ello será posible. De hecho, existen en el mercado también diferentes materiales como los pins metálicos o pins de plástico. Algo muy interesante de los primeros es que se puede solicitar que se realicen en relieve.

Gracias a Internet se puede contactar, directamente, con una fábrica de pins como llaverosypinspersonalizados.com consiguiendo así pins baratos y, en la misma línea, chapitas publicitarias. Estos objetos pese a suponer una baja inversión para la empresa son capaces de marcar la diferencia para con los clientes.

De hecho, se considera que los regalos promocionales (objetos varios que no se asocian directamente con la empresa pero que sí llevan su eslogan, logo o similar) son muy bien recibidos por el público por varias razones. Por un lado, los clientes a los que se les hace entrega de uno de ellos lo reciben con agrado porque lo perciben como algo gratis y, teóricamente, para ellos así es. Pero, en realidad, al portarlos consigo (como ocurre con los pins y las chapas) se consigue que ellos mismos hagan publicidad de la empresa sin tener que pagarles por ello.

Esto es así, principalmente, porque en ningún caso el cliente percibe ese obsequio como publicidad. Más bien al contrario el tener ese detalle con los clientes hace que éstos se sientan especiales y valorados por lo que no sólo se consigue hacer publicidad para captar a nuevos clientes sino que se afianza la relación que ya existe con los actuales.

Por otro, el mero hecho de contar con un regalo corporativo hace que esa empresa se tenga más en mente y que cuando alguien requiere del bien o servicio que ésta ofrece sea la primera que se viene a la mente.

Para la compañía en cuestión el gasto es muy pequeño y se trata de objetos que no son efímeros. De hecho, en el caso de los pins o de las chapas este detalle puede resultar perfecto ya que se puede animar a la clientela a coleccionarlos año tras año, personalizándolos tanto como se desee y llegando a hacer de estos objetos algo incluso viral.

Economista licenciado por la Universidad de La Laguna. Actualmente trabajo en Berlín como freelancer especialista en Marketing Online. En mi tiempo libre me dedico a escribir sobre cosas útiles y escalar cuando hace buen tiempo. :-)